1981



Barcelona ciudad portuaria

Se potencia la relación entre el Port y la ciudad cuando el Consejo de Administración decide abrir el muelle Bosch i Alsina (popularmente conocido como muelle de la Fusta) al uso público.

Es el inicio de un ambicioso proyecto que tuvo el momento de mayor impulso en 1986, cuando Barcelona fue nominada como sede olímpica para los Juegos de 1992.

Es entonces cuando se ponen en marcha nuevos equipamientos, destacando el centro comercial Maremagnum, los cines Imax y Cinesa, Palau de Mar, el Aquàrium... y unos pocos años después, el edificio World Trade Center (WTC) o la Zona de Actividades Logísticas (ZAL).