S. XVIII



La vida cambia y el puerto con ella

En 1743 la arena seguía siendo un problema para el Port: invadió la zona entre el extremo del Dique del Este y la Torre de les Puces (emplazamiento actual del monumento a Colón). Para solucionarlo se llevó a cabo la prolongación de la escollera, iniciada en 1816 y que en 1882 ya llegaba hasta donde se sitúa hoy el Dique Flotante.

En 1772, cuando el Dique del Este ya se alargaba hasta el actual muelle de Pescadors, se construyó la Torre de la Llanterna, hoy conocida como la Torre del Rellotge y considerada uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad.

Imágenes: Archivo Histórico de Barcelona y Museu Marítim