Palamos

El faro de la Punta del Molino, conocido también como el de Palamós, se denomina así debido a que en su emplazamiento haba un primitivo molino de viento, se encuentra a 25 metros sobre el nivel del mar, en un roquero saliente, que antiguamente era el que protegía las aguas del puerto natural de Palamós de los vientos de levante y gregal. El faro está orientado a Mediodía.

La instalación entró en servicio activo el 1 de septiembre de 1865. El actual faro es una torre prismática hexagonal con cúpula gris. El foco lumínico tiene una atura de 23 metros sobre el nivel del mar y hace de referencia para la recalada al puerto de la ciudad.

Integrado al conjunto urbano de la ciudad de Palamós, fue, junto con el de Calella, uno de los primeros faros electrificados de España, aprovechando la llegada de la red eléctrica a Palamós en el año 1917.

En 1975 se le hizo una reforma importante en su estructura, debido a las graves grietas que salieron en el edificio, provocadas, principalmente, por los bombardeos sufridos durante la Guerra Civil y, también, como consecuencia de la extracción de piedra de una cantera cercana al faro.

Nombre: Punta del Molino
Núm. nacional: 31041
Núm. internacional: E-0484
Coordenadas: 41º 50,5' N - 03º 07,7' E
Alcance: 18 millas náuticas
Elevación plano focal: 22 m
Aparencia luminosa: 1 + 4 ocultaciones cada 18"