Logo financiación Unión Europea

Historial de la acción

En abril de 2006, el "Plan Estratégico Oficialmente Aprobado (Estudio Informativo) para los nuevos Accesos Ferroviarios y Viarios al Puerto de Barcelona", fue preparado por la Oficina General de Planes y Proyectos de la Dirección General de Ferrocarriles, y desarrollado con los siguientes objetivos principales:

  • Proveer al Port de Barcelona de un nuevo acceso ferroviario, conectando esto con el corredor ferroviario del Llobregat, y con el resto de las redes europeas y españolas en anchos ibérico y estándar.
  • Proveer al Port de Barcelona de un nuevo acceso viario, el cual empezando por la Ronda Litoral B-10 pueda permitir descargar los accesos ferroviarios actuales.

En octubre de 2009, el proyecto constructivo de los nuevos accesos ferroviarios al Port de Barcelona se completó.

Desde mayo de 2010, el Ministerio de Fomento ha tenido que afrontar ajustes presupuestarios para cumplir con los compromisos del Gobierno Español con la Unión Europea hacia la consolidación del déficit de presupuesto, que afectó crucialmente al proyecto y a su implementación.

En junio de 2012, como solución temporal, el Ministerio de Fomento, la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona, el Puerto de Barcelona, la Zona Franca, ADIF y FGC se comprometieron a la construcción de una conexión interna ferroviaria hacia el área sur del puerto por tal de aprovisionar al puerto de la conexión en ancho UIC. Esta conexión tiene grandes interferencias con la red viaria y, por este motivo, su capacidad es reducida.

La disposición propuesta en el primer proyecto constructivo, donde se incluyó un anillo de 7.8 km para dar servicio al área de expansión del puerto y a las futuras terminales intermodales, fue rediseñada. Dado el empeoramiento de la situación económica y las presiones presupuestarias, fue necesaria una solución que redujera de forma importante la inversión requerida, en cuanto a la conexión del área sur de expansión del puerto con la RFIG. Esta solución permitía su implementación por fases.

La nueva solución saca partida de la plataforma de vía existente de FGC, la cual transcurre de forma paralela al río, adaptándola a anchos ibérico y estándar, juntamente con el ancho métrico existente. Después de esto, la vía se separa de la plataforma de FGC y se mueve hacia el puerto en paralelo al nuevo cauce del Río Llobregat.

Se debe tener en cuenta que la conexión alternativa con RFIG se consigue de forma directa en el área sur del puerto, eliminando de este modo el cuello de botella existente en la red actual, sin interferencias con el tráfico rodado.